martes, 6 de diciembre de 2011

ARTRITIS REUMATOIDE Y ENFERMEDAD CELÍACA (EL BENDITO PAN)



De vuelta otra vez con la enfermedad celíaca (EC)(la intolerancia al gluten del trigo).

Cada día surgen más y más trabajos de investigación que relacionan esta dolencia  con innumerables enfermedades crónicas y autoinmunes.  Sin embargo, para muchos es desconocida a pesar de su ubicuidad.
Un estudio reciente encontró una fuerte correlación entre la artritis reumatoide y la enfermedad celíaca. Los autores consideran que el diagnóstico correcto en un paciente con poliartritis en realidad es la EC aún cuando el paciente presente todos los requisitos para ser diagnosticado  con la primera.
En realidad, este no es el primero ni el único estudio que relaciona ambas dolencias. Desgraciadamente los reumatólogos no quieren ver la conexión entre la dieta y la enfermedad e insisten en desestimar el cambio de alimentación como parte de la terapia. Prefieren de entrada recetar fármacos potencialmente peligrosos para la salud en lugar de probar primero con un cambio dietario.
Las formas comunes de la artritis autoinmne y de las enfermedades conocidas como colágenopatías son las siguientes:

Artritis reumatoide
Lupus
Artritis psoriásica
Espondilitis anquilosante
Artritis migratoria
Polimialgia
Fribromialgia
Artritis reactiva
Sindrome de Reiter
Miofascitis
Escleroderma
Enfermedad mixta del tejido conectivo

Si usted ha sido diagnosticado con cualquier forma de artritis autoinmune pruebe por su cuenta qué sucede al dejar de consumir trigo (y ojalá que lácteos también). Hágalo por un mes y luego decida. No va a correr ningún riesgo, tan solo sustituya los alimentos con trigo por maíz, arroz, etc. y consuma una alimentación equilibrada con relación a carbohidratos, proteínas y grasas.  Es su salud, su cuerpo, su vida lo que está en juego.

Nota: el trabajo citado está en Reumatol Clin. 2011 Jan-Feb;7(1):27-9.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada